17 de enero de 2014

Noticia: The private eye



Siempre me gusta tener ilusión por proyectos creativos, innovadores y originales. El otro día viendo las noticias oí hablar de un nuevo cómic que está triunfando en internet y que, en mi opinión, se basa en una idea muy actual y a la vez futurista.

En un mundo donde cada vez estamos más conectados no nos parecerá una idea tan descabellada lo que los creadores de este proyecto han diseñado para su trama futurista. En The Private Eye nos encontramos con que dejan de ser los superhéroes los que ocultan su identidad cuando salen a la calle, los trapos sucios están en todas partes, las vidas han pasado a ser públicas y la intimidad es un bien muy preciado, por eso la gente de a pie oculta su rostro como antaño lo hacía Spiderman o Batman.


Os dejo una de las noticias sobre The Private Eye, la web donde podemos adquirirlo al precio que nosotros elijamos, en el idioma que queramos y en distintos formatos, y varias imágenes del cómic creado por Muntsa Vicente y Marcos Martin junto con Brian K. Vaughan.


Página de descarga: The Private Eye.

Noticia de El País:


EE UU se rinde al cómic español ‘The Private Eye’

La obra solo se distribuye por Internet y los lectores pagan lo que quieren y si lo desean


El data-apocalipsis no lo desveló Snowden. Lo contaron meses antes Marcos Martín, Montsa Vicente y Brian Vaughan, pero sus lectores pensaron que era un cómic de ciencia ficción. Quizás por eso The private eye, su tebeo que se descarga gratuitamente (o con una oferta libre) en Internet, ha sido designado por la crítica norteamericana como uno de los mejores del año que acabó.
“Lo mejor de The private eye es la forma en que te tortura con lo que significa vivir en un mundo hiperconectado”, escribía el medio especializado Kotaku para justificar su elección entre los mejores de 2013. “Sus personajes se mueven en un mundo en el que guardar secretos es una obsesión porque la gente vive en un dataapocalipsis donde toda la ropa sucia es pública en Internet”. [...]
La trama de The private eye (el ojo privado) se desarrolla en el año 2076 en Estados Unidos, donde todo y todos son espiados. Un indiscreto paparazzo y un detective privado al margen de la ley son los protagonistas de este mundo de ciencia ficción que unos pocos meses después de su primer capítulo se convertiría en realidad con las revelaciones de John Snowden sobre la NSA. “Creo que dimos en el clavo con el argumento”, explica Martín en su estudio barcelonés. “Quizás por ello, la gente que se descarga el cómic es de una miscelánea diferente al del circuito del cómic tradicional. Hemos visto que hay mucho profesor, mucho universitario y periodista”.
The private eye solo se distribuye por Internet, gratuitamente y sin protección alguna para su copia. El lector paga la voluntad y si lo desea.
La historia, pensada en 10 capítulos, se inició en marzo. “Pensamos que si la cosa iba medio bien llegaríamos al tercer capítulo”. Los creadores acaban de publicar el quinto. [...]
En estos cinco primeros capítulos, el cómic se ha ido traduciendo a cinco idiomas (inglés, español, catalán, portugués y francés). “Hemos tenido ofertas para traducir a todo tipo de idiomas, del griego al malayo; pero aparte de la dudosa demanda real en esas zonas geográficas, luego he de rotular las palabras y no tengo tiempo; la prioridad es publicar los tebeos”. Los tres trabajan ya en el sexto capítulo.
“El resumen de nuestra experiencia es que el modelo funciona”, añade Martín. “Aunque es posible que no ganemos tanto como lo hubiésemos hecho de publicar el cómic con una editorial como Image, sí estamos ganando más de lo que lo haríamos en cualquiera de las dos grandes, Marvel o DC”. [...]
Martín rechaza cualquier intención de que The private eye se imprima en papel —“la difusión exclusivamente digital es parte de la originalidad del proyecto”, dice—, pero sí que habrá recuerdos tangibles. [...]
“En un año en el que ha sido imposible ignorar la realidad del estado de vigilancia”, finaliza la crítica de Kotaku, “este título te hace pensar sobre el uso de tu navegación y de tus redes sociales de la peor forma posible”.


Cuando me lea el cómic haré la reseña, tengo muchas ganas la verdad.



Utopía Crítica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada