21 de enero de 2014

Coma, Robin Cook


Título: Coma.
Autor: Robin Cook.

¿Qué pensarías si en tu primer día como estudiante en un hospital te encontrases con dos casos inexplicables de coma? Dos personas aparentemente sanas se someten a una operación sencilla, rutinaria y sin riesgos, pero nunca llegan a despertar de la anestesia. ¿Qué pasaría si no lograses separar las emociones del trabajo médico? ¿Y si te sintieras identificado con uno de los pacientes en coma? ¿Podrías mirar para otro lado sin preguntarte al menos qué ha provocado esa situación? Al fin y al cabo si eres estudiante tu deber es aprender, averiguar aquello que no sabes y ser mejor que ayer.

Eso es lo que se encuentra la protagonista, Susan Wheeler, el primer día de prácticas en el hospital Memorial. Lo más frustrante para Susan es que parece que nadie le concede demasiada importancia a que haya habido dos casos de coma tan seguidos e inexplicables en pacientes sanos, Nancy Greenly, de la misma edad que Susan, y Sean Berman, con el que flirteó antes de su operación. Casi sin querer se ve embarcada en una investigación para la que no encuentra el respaldo de la comunidad médica del Memorial.


El doctor Bellows, médico residente a cargo de los estudiantes de medicina, se siente atraído por la escultural protagonista aunque ella lucha por hacerse un hueco en un mundo de hombres a sus 23 años. La novela fue escrita en 1977 y, aunque pueda parecer una tontería, se nota bastante el cambio social que ha habido entre hombres y mujeres. Cuando Susan tiene un problema con un médico siempre parece que es porque ellos la ven como un cacho de carne y no como una profesional.

La historia se complica cuando Susan intenta conseguir información sobre otros casos de coma en el mismo hospital y se da cuenta, no solo de que ha habido bastantes en los últimos años, sino que además no resulta fácil conseguir sus historias médicas. El jefe de cirugía, el jefe de medicina clínica... e incluso el director del hospital se ponen en su contra y tratan de que ella pare su investigación. No hay nada como que te digan que no puedes hacer algo para que quieras hacerlo aún más.


Mark Bellows no termina de creer a Susan, cree que está paranoica, pese a intimar y sentir algo muy fuerte por ella. Su orgullo y su obsesión por el trabajo le ciegan ante las evidencias. Cuando un hombre es enviado para terminar con la vida de Susan todo se pone mucho más emocionante. Ahí es cuando la historia de Robin Cook coge ritmo.

Antes de eso la verdad es que hay trozos algo lentos. Sobre todo porque las descripciones de historias médicas tremendamente detalladas pueden hacerse pesadas.

¿Qué es el instituto Jefferson y por qué es tan complicado entrar? ¿Se trata de una misteriosa enfermedad o de una conspiración? ¿Por qué querría alguien dejar en coma a pacientes sanos de un hospital? ¿Por qué las operaciones se desarrollaban con normalidad hasta el fatídico momento de despertar?


Por supuesto, tendréis que leerlo para saber cómo termina, pese a las partes lentas (que se solucionan rápido saltando algún párrafo de medicinas y electroencefalogramas) lo recomiendo, me ha gustado mucho y me parece un argumento muy interesante. Una historia de médicos que más bien parece un thriller policíaco. Misterios y peligro, ¿qué más se puede pedir para pasar unas horas enganchado a las páginas?


ADAPTACIÓN TELEVISIVA

Hace una semana vi la miniserie basada en el libro. Aún no me había leído la obra de Robin Cook y la verdad es que no supe que la serie era la adaptación de un libro hasta que lo vi en los créditos al terminar el segundo y último capítulo.


Me encantó y por eso decidí leer Coma. Está claro que no es una adaptación perfecta ni mucho menos, pero al verla antes de saber que era un libro me pareció muy entretenida y no juzgué de antemano si los personajes debían o no ser así.


Susan Wheeler no es ni de lejos la mujer espectacular que nos dice el libro, Bellows no es tan idiota y los demás médicos no son unos machistas del siglo pasado. La verdad es que creo que son unos cambios muy acertados para el público actual, dejan a un lado la época en la que está escrita la obra para adaptarse más a cómo es la vida hoy en día. Desde los teléfonos móviles hasta la tecnología pasando por las convenciones sociales.



ADAPTACIÓN CINEMATOGRÁFICA

En 1978, Michael Crichton (Jurassic Park) dirigió el salto a la gran pantalla de Coma, escribió el guion basándose en la novela de Robin Cook. La película recibió buenas críticas, en parte probablemente por el gusto de la época por el misterio (La invasión de los ultracuerpos, La semilla del diablo, etc.)


Susan Wheeler fue interpretada por Geneviève Bujold (Falsa identidad, Ojos que te acechan, entre otras) y Michael Douglas (Indomable, La sombra de la sospecha, etc.) era Mark Bellows. Otros actores como Rip Torn (Men in Black), Elisabeth Ashley, Richark Widmark, Richard Doyle, etc. completaban el reparto de una película que fue nominada a un premio Saturn (Mejor actriz, Geneviève Bujold).



Utopía Crítica 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada